El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player


El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Contactenos
Contactenos

Entrevista de Trabajo



La búsqueda de empleo adquiere una importancia mayor que en otros momentos porque existe la posibilidad de desarrollarse profesionalmente en varios ámbitos. El mercado laboral ofrece nuevas e interesantes oportunidades. Aquí te mostramos algunos consejos que pueden ser de utilidad para enfrentar la entrevista de trabajo que puede otorgar la opción que quieres.



Enfrentar una entrevista laboral es una acción que requiere de preparación inicial a conciencia, ya que puede estar en juego el futuro laboral que tanto deseas. Es importante que tengas conocimientos generales de la actividad y de empresa a la que postulas. No olvides que dentro del enfoque de competencias laborales son importantes los conocimientos, las habilidades y las aptitudes, que están presentes en ti y te hacen un candidato apropiado para el cargo.



Es importante considerar los siguientes aspectos antes de la entervista laboral



Muchas veces, la selección de personal de las empresas la hace una empresa consultora externa a ella, por lo cual los postulantes no saben a qué empresa postulan.



Si sabes cuál es la organización a la que estás postulando, averigua todo lo que puedas sobre ella y el cargo al que aspiras, esto le demuestra al entrevistador que estás interesado en el cargo.

Lleva tu currículum impreso (aunque sepas que el entrevistador ya lo tiene) para entregarlo en caso que el entrevistador no lo tenga al momento de la entrevista.

Revisa los aspectos más importantes de tu currículum como formación y experiencia, ya que es la base de las preguntas que te harán, en relación a lo que has hecho y lo que puedes hacer para este trabajo. Debes tener en claro cuáles son tus fortalezas y debilidades para defenderlos cuando llegue el momento.



Haz el ejercicio de reflexionar sobre tu currículum y el cargo al que estás postulando. Esto te permitirá visualizar cómo la información presentada juega a favor o en contra del trabajo que se ofrece.



Los aspectos que puedas haber detectado como más débiles puedes prepararlos y mostrarlos como oportunidades y un desafío personal para este trabajo.

Recuerda ir “presentable” a la entrevista, lo que significa pensar en lo que el mundo laboral exige. Si sientes que estás traicionando tus gustos personales, ten en cuenta que se trata de tu trabajo, saliendo de éste puedes volver a usar la ropa, maquillaje, peinado y accesorios que te gusten. Elige un vestuario formal y sobrio.



Llega siempre 15 minutos antes de la hora acordada, te permite tener un margen de tiempo por si no encuentras la dirección, te sirve para conocer el lugar de la entrevista y estar más tranquilo al comenzar la reunión.



Durante la Entrevista



En esta instancia el entrevistador busca revisar distintos aspectos de los postulantes, además de sus ganas y capacidad para trabajar. Busca determinar si eres la mejor persona para este puesto de trabajo teniendo en cuenta la cultura de la empresa, el equipo de trabajo al que te integrarás, además de las capacidades laborales y la experiencia previa que has reunido.



Saluda con un apretón de manos y sonríe mirando al entrevistador a los ojos. Solo si la entrevistadora se acerca a saludarte con un beso, accede naturalmente.

Antes de que te sientes, espera a que te lo pidan y hazlo con rectitud. Espera a que te hablen para responder, nunca hagas comentarios innecesarios. Trata de usted al entrevistador, excepto que él haga lo contrario. Jamás fumes y evita aceptar un cigarro aunque te lo ofrezcan y no interrumpas cuando te hablan. Mira directo a los ojos y evita jugar con las manos u objetos, No coloques los codos en la mesa y evita cruzar los brazos.

Cuida tu lenguaje. Una cosa es como hablamos con nuestros amigos o parientes, y otra distinta es como hablamos en el ámbito laboral, en ningún caso con garabatos, modismos o jergas.


Ante las preguntas del entrevistador sé honesto, responder algo que no es verdad pero que te puede parecer más adecuado para la entrevista, además de poco ético, es riesgoso.

Si logras quedar en el puesto y el empleador se da cuenta del engaño una vez que ya estás empleado, habrás perdido su confianza, además de dificultar el rendimiento en tu trabajo.






 Cuando te hagan preguntas, da respuestas claras y precisas, priorizando siempre la verdad. Utiliza palabras simples y no contestes con evasivas o monosílabos. Responde con cierta rapidez. Evita expresiones tajantes, palabras dubitativas y muletillas. Finalmente, trata de tener un pensamiento positivo desde el momento en el que recibes la noticia por teléfono, ya que la entrevista comienza con ese llamado telefónico.



Evita, en esta primera entrevista, pedir otras condiciones en cuanto a vacaciones, sueldos u horarios. Plantear estos temas sin una oferta concreta no es lo más adecuado. Se deben tratar en una segunda entrevista, ya más avanzado el proceso de selección.

Puedes aceptar si te ofrecen algo de beber.



Aspectos importantes a considerar luego de realizada la Entrevista



Es importante que luego de una entrevista te des un tiempo para repasar los temas tratados y analizar tu desempeño en ella. Revisa aquellos aspectos que no fueron buenos en tus respuestas o actitudes, si hablaste mucho, si fuiste muy breve en tus respuestas, muy impulsivo, etc. Trata de imaginar otra forma de hacerlo que creas más apropiada. Las experiencias son siempre un potencial de aprendizaje.



Y recuerda, está no es la última oportunidad en tu vida, es solo un paso más. Después de haber enfrentado una entrevista ya habrás adquirido más experiencia.

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad.

Romina Alvear Buccioni
Psicóloga Zona Laboral



Si necesitas más información o tienes alguna duda, escríbeme al mail ralvear@zonalaboral.cl